Pastelería: Historia de la Torta Ópera

Pastelería: Historia de la Torta Ópera

El origen de la torta ópera es incierto, como suele suceder con la historia de la mayoría de los platillos. Sin embargo, dos historias famosas envuelven a este delicioso postre. 

La torta Ópera está formada por finas capas de bizcocho de almendra (llamado Gioconda), crema de mantequilla aromatizada con café y ganaché de chocolate, acabando cubierta por un glaseado brillante de cacao, que le aporta un llamativo y apetitoso aspecto. Cuando está terminada, sus colores recuerdan a los mármoles y ébanos que decoran la ópera parisina.

Pastelería Historia de la Torta Ópera

Historia Louis Clichy

Se cree que la torta Ópera fue creada en el siglo XIX por el famoso chef de pastelería Louis Clichy. 

Esta historia se remonta a la Exposición Culinaria de París donde, en 1903, Louis Clichy (de quien también toma el nombre este pastel) lo presentó y enamoró a los asistentes. 

 

Historia Cyriaque Gavillon

Esta historia comienza en 1955 en la pastelería Dalloyau. El pastel fue creado por Cyriaque Gavillon, aunque en realidad, fue nombrado por su esposa Andrée Gavillon. La bautizaron con el nombre Ópera en homenaje a la Ópera Garnier París, teatro famoso por los espectáculos grandiosos que se ofrecían allí.

 

Sin duda la tarta Ópera es un clásico de la repostería francesa. ¿Qué historia te convence más?

Comments

comments

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.