Cata de Vinos de Croacia

Croacia: Una potencia vinícola que quiere recuperar su lugar.

Alumnos del Profesional Asociado Sommelier del ISU realizan cata de vinos croatas.

Croacia, un país de Europa Central que parecería pequeño con su extensión similar a los estados de Puebla e Hidalgo juntos, y sus poco más de 4 millones y medio de habitantes, pero que posee una tradición histórica muy basta en la producción de vinos.

Desde restos de vides fósiles provenientes de la era del mesozoico, hasta las regiones vinícolas plantadas por las legiones de Marco Aurelio Probo, la cultura del vino en el país europeo, involucra de alguna manera a toda su población.

Así lo indicó Patricia Velasco, Directora General de Vita de Vie Vinos Divinos de Croacia, quien es responsable de introducir la amplia gama de vinos croatas en México, proyectando el prestigio de cada etiqueta proveniente de ese país.

Durante la cata de vinos provenientes de Croacia en la que participaron alumnos de segundo y cuarto semestre del Profesional Asociado Sommelier, la experta en vinos señaló la importancia que tiene la vid en su cultura y tradiciones.

A pesar de ser un país con una extensión territorial relativamente menor a los países reconocidos mundialmente como potencias vinícolas, Croacia cuenta con 200 variedades de uvas, de las cuales 60 son nativas de la región.

Vinos provenientes de variedades de uvas como la Graševina o la Plavac Mali fueron catados en la experiencia compartida por la Directora de Vita de Vie. Además, expuso que Croacia, al estar alineado con todas las regiones vinícolas del mundo, como Francia, Italia, e incluso California, el país es un jardín para Europa, al producir una extensa variedad de alimentos, fruto de la agricultura, lo que permite que a lo largo y ancho de sus regiones climáticas existan terrenos con buenas filtraciones que permiten que las vides se estresen correctamente, bajo el trabajo de las manos expertas de los productores vinícolas que reducen el número de racimos en el viñedo, lo que resulta en la concentración de los sabores deseados en cada uva.

Lo anterior, le permite al país ser reconocido por la calidad de sus vinos, tanto los protegidos por su denominación de origen, como los vinos predicados, vinos de postre, e incluso los vinos de hielo.

Como datos históricos, Patricia Velasco mencionó durante la cata de vinos, la afición de Napoleón III hacia los vinos croatas e incluso el gusto que la corona inglesa posee por ellos, ya que fue un vino de la variación de la uva Traminac, el que se serviría en la coronación de la actual reina de Inglaterra, Isabel II.

Además, comentó que en recientes investigaciones realizadas en algunas islas croatas, se descubrió el eslabón que finalmente enlaza el origen de la uva Zinfandel con la uva Crljenak Kaštelanski.

Con 15 de las mejores etiquetas originarias de Croacia, Vita de Vie busca impulsar la importación de vinos de este país, resaltando las características en fabricación y calidad que tienen estos productos.

Al finalizar la catación, se le entregó un reconocimiento a la ponente por su labor dentro del campo de la enología, invitándola a participar como miembro del jurado en el Concurso de Sommelier del ISU, próximo a realizarse el 17 de mayo.

Al participar activamente en este tipo de experiencias, los alumnos del Instituto Suizo obtienen un panorama mundial de las tendencias enológicas que les permite ser más competitivos en el sector gastronómico, turístico u hotelero.

 

Comments

comments

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.